Preaload Image

Agosto 2021

EL USO INTELIGENTE DE LOS DISPOSITIVOS MÓVILES

Desde el inicio de la pandemia, el 89% de los niños y jóvenes ha aumentado el tiempo de conexión a los dispositivos móviles, según el estudio de nuevos hábitos post COVID. Según afirman los encuestados, un 34% de sus hijos se ha conectado principalmente para la educación, un 18% para actividades de ocio, mientras que un 37% ha combinado ambas cosas.

El aumento de la digitalización puede traer consigo problemas relacionados con el uso abusivo de los dispositivos móviles o errores de ciberseguridad, sobre todo en el público más joven: adicción a Internet, problemas de autoestima, insomnio, retraimiento, excesivo recelo en el cuidado de su privacidad, etc.

El estudio apunta que la digitalización ha contribuido al deterioro de la salud mental y emocional de muchas personas debido al uso continuado de las pantallas. El teletrabajo y las clases online han impedido desconectar del todo del mundo digital. Por ese motivo, es importante, ahora más que nunca, combinar el uso responsable de los dispositivos con una correcta desconexión digital que permita a las personas regresar durante unas horas al mundo real.

Para ello es necesario contar con las herramientas y conocimientos necesarios que eviten situaciones que puedan perjudicar tanto a los más pequeños de la casa como a toda la familia. Estos consejos ayudarán a hacer un uso inteligente de los dispositivos móviles.

  1. Separar en el tiempo, con franjas horarias y a ser posible regulares, las actividades vinculadas a las obligaciones diarias (estudio, trabajo) y aquellas que forman parte del ocio. Crear una rutina puede ayudar a identificar y distribuir el tiempo que se dedica a estas actividades.
  2. Diferenciar espacios físicos para cada tipo de actividad. El 40% de los alumnos hace uso de su móvil hasta 3 horas diarias entre semana y más de un 18% entre 3 y 6 horas. Sin embargo, el tiempo medio de conexión se ha incrementado notablemente durante la pandemia.
  3. Alejar las tentaciones y las distracciones. Por ejemplo, alejar el móvil del alcance al descansar, silenciar las alertas de aplicaciones de mensajería instantánea en equipos de trabajo y estudio.
  4. Tanto padres como madres deben aprovechar la oportunidad y educar para un buen uso consciente y saludable de los dispositivos móviles y de Internet.

Para tu seguridad: Prestar atención a las condiciones de ciberseguridad y privacidad, tanto de los dispositivos como de los datos y cuentas personales. Siempre se debe contar con antivirus y, si es posible, usar diferentes perfiles para distintas tareas, cerrando siempre la sesión.

 

Fuente:

Educación 3.0.

RESPONSABILIDAD DE LOS NIÑOS EN EL HOGAR

Un aspecto muy importante en la educación de los niños es enseñarles a que asuman responsabilidades a medida que crecen. Esto no solo les ayudará a ser más disciplinados y les enseñará a seguir las normas,  sino que también contribuirá a que ganen autonomía e independencia. Una manera fácil de inculcarle a los niños y niñas, que ellos también tienen responsabilidades que cumplir es integrándolos paulatinamente en actividades del diario vivir.

Te invitamos a revisar el siguiente artículo completo sobre los beneficios de implicar a los niños en las tareas del hogar:

ENSEÑAR A LOS NIÑOS A RESOLVER CONFLICTOS

Enseñar a los niños a resolver conflictos aporta importante beneficios, se convierte en una herramienta de aprendizaje y desarrollo muy valiosa. A través del conflicto situamos al niño en una situación ideal de aprendizaje donde tendrá que idear soluciones y seleccionar la más adecuada y ponerla en marcha, obteniendo grandes crecimientos personales.

Te invitamos a leer el siguiente documento con tips de cómo enseñar a los niñ@s a resolver los conflictos:

Julio 2021

EL DOLOR DE LOS NIÑOS: DUELO INFANTIL EN MEDIO DE UNA PANDEMIA

Ante la pérdida de seres queridos, el dolor de los niños y niñas puede pasar desapercibido. Éste puede manifestarse de múltiples formas, como cambios en su comportamiento y estados de ánimo. Por esto, es necesario estar atentos y conversar el tema.

La dura situación de pandemia, hace que la experiencia de muerte y los procesos de duelo que esta conlleva se hayan vuelto cercanos y cotidianos, lo que hace necesario poder comprenderlos, elaborarlos sanamente y acompañar a otras personas que los están experimentando.

La psicóloga de Fundación CAP, Paulina Melo, explica que “lo que otorga a esta crisis una característica especial es que nos afecta e involucra a todos y a todas por unas u otras razones. Entonces, de alguna manera, podría plantearse que estamos todos en duelo”.

Ante la pérdida de un ser querido, es esperable que los niños y niñas manifiesten cambios en sus comportamientos y estados de ánimo, tales como: irritabilidad, agresividad, pesadillas, insomnio, miedo a la oscuridad, tristeza, falta de interés por aspectos o situaciones que solían ser de su agrado, dificultad de atención y concentración, demanda de más preocupación y cariño de los adultos, etc.

 

En este contexto, afrontar la muerte de alguien cercano además impone restricciones sanitarias, que dificultan la posibilidad de acompañar o estar acompañados físicamente. Dada la relevancia emocional que tienen el acompañamiento y la realización de ritos, es muy importante buscar nuevas formas de llevarlos a cabo y, así poder acompañar a las personas que están pasando por esta experiencia, sobre todo a los más pequeños.

En esta línea, Paulina Melo recomienda estar presentes y dar apoyo a aquellos niños o niñas que están viviendo duelos y comparte algunas sugerencias: 

1- Explica que el familiar que murió estaba extremadamente grave, para que cuando alguien se enferme levemente, no crea que necesariamente va a morir también.

2- Explica por qué ahora no se tiene tanto contacto con otras personas significativas o no se ha podido despedir al ser querido/a o familiar que murió.

3- Es importante dar un mensaje claro y directo de que la muerte no es en ningún caso por su responsabilidad, abriendo al mismo tiempo la posibilidad de que expresen por qué piensan eso (en caso que lo piensen).

4- Realizar un ritual en casa, de manera individual o bien acompañado/a de las personas con las que conviva en estos momentos. Si hay niños y niñas en casa que quieran participar, pueden hacer un dibujo o escribir algún mensaje para mandar a la persona o familia en duelo.

El rol de los adultos es clave en la vivencia de duelo que experimenta cada niño o niña, ya que cumplen importantes funciones en relación al cuidado, atención y afecto que ellos y ellas necesitan en esos momentos, así como también en proporcionar seguridad y tranquilidad.

Finalmente, “es importante recordar la relevancia de no imponer nuestra manera de enfrentar la muerte. Al igual que los adultos, los niños/as necesitan que se les acompañe desde sus necesidades y respetando sus tiempos. No apurar ni presionar las expresiones emocionales, ya que cada niño y niña reacciona de diferente forma y a distintos momentos”.

 

Fuente:

Varinnia Signorelli, supermadre.net.

EL DIÁLOGO COMO BASE DE LAS BUENAS RELACIONES

El valor del diálogo consiste en pensar con inteligencia y cuidado lo que vamos a decir, en abordar temas importantes para nuestra vida, escuchar atentamente a los otros y hacernos oír por los demás. Las metas más importantes del diálogo son la paz, la concordia, la comprensión y la solución de conflictos.

Dialogar es conversar con otras personas sobre nuestras ideas, pensamientos, sentimientos. Nos permite crear y avanzar en las buenas, correctas y fructíferas relaciones, sean personales, sociales o profesionales.

El diálogo es un valor fundamental para la convivencia. A pesar de que el refrán dice que “hablando se entiende la gente”, lo importante del diálogo no es hablar, sino el entendimiento.

La vida y las necesidades cambian, incluso la forma de comunicarnos. Pero lo que nunca cambiará es la necesidad del ser humano por dialogar, relacionarse con otras personas y conseguir así estar en equilibrio con todos los que le rodean en los diferentes ámbitos de la vida.

Y, sobre todo, sin rencores, sin malas caras, sin venganzas y sin malos entendidos, que lo único que promueven es el distanciamiento físico y emocional con las personas.

Donde hay diálogo es más fácil que haya entendimiento, que se puedan producir acuerdos y que ello facilite el desarrollo de un proyecto, de una actividad, de una amistad o de una relación.
Una mirada, un gesto, un tono, un momento o un lugar pueden abrir o cerrar las puertas a la comunicación.

Aprender a comunicar facilitará el diálogo. El comportamiento no verbal acompaña y enfatiza el comportamiento verbal, pero cuando no son congruentes tendemos a dar valor y prioridad a la expresión facial, a la postura, la mirada o el gesto.

 

Escrito por: Patricia Ramírez y Yolanda Cuevas

Hay diálogo cuando:

  • No somos egoístas y valoramos a los demás.
  • Escuchamos las razones del otro.
  • Nos interesamos por los que piensan de modo diferente a nosotros para que nos ayuden a ver las cosas que no comprendemos.
  • Somos tolerantes y respetuosos.
  • Prestamos total atención a quien nos habla.
  • Sabemos ponernos en el lugar del otro para entenderlo.
  • Estamos dispuestos a cambiar de opinión.
  • Dialogamos en un clima de amor, serenidad y sencillez.

Las personas que no saben dialogar suelen terminar solas. No nos resulta muy agradable estar con ellas porque siempre hablan y hablan y nunca se interesan por los asuntos del otro y cuentan y cuentan y nada les interesa nuestra opinión.

EDUCAR SIN GRITOS

¿Gritas a tu hijo con frecuencia o sin ningún motivo? ¿Crees que de este modo puedes imponer tu autoridad y hacer valer tu criterio?

La educación es el pilar fundamental de cada sociedad, sobre ella se sustenta la convivencia, el bienestar y el progreso social, en definitiva, el ser humano es social por naturaleza  y los primeros educadores deben ser los padres. La pregunta que todos seguramente se hacen es: ¿Estamos preparados para educar?

Muchos padres se lanzan a esta tarea como pueden, aprendiendo sobre la marcha, según su criterio y teniendo como principal modelo la enseñanza de sus padres.

Aunque entienden que tienen la misión de repetir algunas pautas aprendidas de ellos, pero intentando subsanar aquello que consideraron erróneo de esa educación que les impartieron.

En la vida se nos prepara para realizar diversas tareas, como un oficio o una profesión, sin embargo, para conducir una vida desde sus inicios se da  por hecho que nos sirve con la intuición o el sentido común.

Según lo mencionado, cualquier persona tendría que estar preparada para educar a sus hijos, algo que evidentemente no es así. Para esta tarea deberíamos  contar con pautas claras, pero solo te podemos señalar que educar en base a los gritos solo perjudica a los niños y su autoestima.

Cuando gritamos a nuestros hijos les generamos, entre otras cosas miedo, tristeza, rabia, baja autoestima e inseguridades, soledad, ansiedades, mal ejemplo, estrés, ira, agresividad, etc. Y aunque puedas pensar que a ti te gritaron y no te perjudico en  nada, debes tener en cuenta que “Los gritos dejan huella en la personalidad de los niños y deberíamos evitarlos en la educación de nuestros hijos.”

A continuación, te daremos algunas claves para ayudarte en este proceso:

  • Empatía: aprende a ponerte en el lugar de tus hijos

Aprender a empatizar en todos y cada uno de los momentos, pero en los momentos difíciles todavía más, te ayudará a no dejarte llevar por tu ira, respirar, reflexionar y comprender que los niños son niños.

  • Dar ejemplo: tú eres el espejo

A través del ejemplo podemos enseñar a no gritar, tratar bien a las personas hasta en los momentos más tensos, comer sano, lavarse los dientes, apoyar a las personas que amamos, respetar a todos y a todo, etc. Nunca hagas con tus hijos lo que no te gusta que te hagan a ti.

  • Conocer tus emociones adultas

Conoce y reconoce tus emociones. Siempre debemos ser conscientes de lo que sentimos y tratar de mostrarse frente a sus hijos (as) tal como son. No somos perfectos, pero sí podemos trabajar por ser cada vez mejores madres y padres y, por tanto, mejores personas

  • Antes de estallar, reflexiona

Una vez que sabes lo que te pasa y por qué, eres capaz de auto controlarte, es el momento de respirar profundamente y reflexionar sobre si aquella situación es tan importante,  grave o es algo puramente de niños y que solo me saca a mí de mis casillas por mi visión adulta.

  • Diálogo positivo

Es importante ser consciente de que debemos respetar en todo momento a nuestros hijos, las palabras importan y no solo lo que les decimos, también el cómo. Hay que dialogar tranquilamente, con un tono de voz sosegado y positivo, mirando a los ojos y poniéndose a su altura.

  • Escucharlos desde el corazón

Muchas veces estamos tan ocupados  que se nos olvida escuchar a nuestros hijos activamente y desde el corazón. Ellos necesitan de nosotros como padres  y debemos escuchar a los niños, nos daríamos cuenta de tantos detalles y tendríamos tanta información valiosa de sus emociones y el día a día.

  • Y si gritas, saber pedir perdón

Si no hemos logrado mantener el autocontrol a raya y hemos gritado o gestionado la situación de manera incorrecta, debemos pedir perdón. Todos valoramos mucho que las personas nos pidan perdón cuando se equivocan con nosotros, sin embargo, no solemos hacerlo con quienes más queremos: nuestros hijos. No temas pedir perdón, de este modo es como aprenderán a pedir disculpas cuando sea necesario.

Resolución de Conflictos

Consejos prácticos para sobrellevar los conflictos en el hogar…

Se denomina solución de conflictos o resolución de conflictos al conjunto de técnicas y habilidades que se ponen en práctica para buscar la mejor solución, no violenta, a un conflicto, problema o malentendido que existe entre dos o más personas e, incluso, personal.

 

¿Qué es un Conflicto en el hogar?

Se entiende que hay conflicto en las familias cuando entre dos personas a una no le gusta lo que ha decidido o pretende decidir la otra. Es una situación donde sólo puede elegir una persona y lo que elige es incompatible con lo que desea la otra. Con lo cual si tienes hijos, tienes conflictos.

Cinco consejos para resolver un conflicto familiar

  • Estar preparado. “Para resolver un conflicto es necesario negociar. …
  • Manejar las emociones. Aunque se tenga pensado lo que se va a hacer o decir ante un conflicto, llegado el momento, las emociones pueden superar a la persona. …
  • Pensar cómo lo vamos a solucionar. …
  • Yo gano-tú ganas/ yo pierdo-tú pierdes. …
  • Sacar el lado positivo.

La importancia en la rutina en la vida de los niños

Sugerencias en ámbitos de alimentación, juegos y ciclos de sueño…

rutina

Actualmente, vivimos un periodo de contingencia por la pandemia de COVID 19. Esto nos hace vulnerables a todos, en especial a nuestros niños. Por esta razón para garantizar un mayor bienestar emocional para ellos, es que sugerimos el uso de rutinas diarias, que si bien pueden ser flexibles, estas rutinas les darían a los pequeños seguridad, al poder anticipar lo que ocurre en su día a día.

Para establecer una rutina para nuestros niños, nos focalizaremos en tres momentos importantes del día a día: alimentación, juego y descanso.

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

Recomendaciones y ayuda para padres de niños con casos de TDAH…

Ser padre es algo que nadie nace sabiendo. De pronto un día lo eres y ya está. Tienes que ir aprendiendo a serlo sobre la marcha. Aprendiendo de los errores que cometes, de cómo te comunicas, del tiempo que pasas  junto a tus  hijos (as) y esto se ve duplicado cuando  tu hijo o hija es diagnosticado con Trastorno por déficit de Atención.

Uso de Redes Sociales en Tiempos de Pandemia

Lectura y actividad para padres de Prekinder a 8° Básico…

Sin lugar a dudas este contexto de pandemia, nos afecta a todos. Al establecerse las cuarentenas y ante la necesidad de establecer distancia social para prevenir el contagio, vamos dejando atrás muchas actividades sociales y deportivas, pasando las redes sociales a tomar un papel importante en nuestras vidas y en las de nuestros hijos, porque las redes sociales pasan a ser las fuentes centrales de distracción y de contacto con otras personas.

Es por esto que como padres o cuidadores, debemos estar alerta a los peligros y amenazas que existen en internet para nuestros niños.

Actividades para desarrollar en casa

Actividad: “El valor de la empatía”

¿Qué es la Empatía?

La empatía es la intención de comprender los sentimientos y emociones, intentando experimentar de forma objetiva y racional lo que siente otro individuo.

  • La empatía hace que las personas se ayuden entre sí. Está estrechamente relacionada con el altruismo – el amor y preocupación por los demás – y la capacidad de ayudar.
  • Cuando un individuo consigue sentir el dolor o el sufrimiento de los demás poniéndose en su lugar, despierta el deseo de ayudar y actuar siguiendo los principios morales.

Material Adicional Equipo Multidisciplinario

La persona empática se caracteriza por tener afinidades e identificarse con otra persona. Es saber escuchar a los demás, entender sus problemas y emociones. Cuando alguien dice “hubo una empatía inmediata entre nosotros”, quiere decir que hubo una gran conexión, una identificación inmediata.